¿Sabes Para Qué Sirven Las Infografías?

Existe variedad de definiciones sobre este término, uno de ellos se extrae una parte de la definición que Wikipedia brinda, en el que se destaca que: la infografía es una representación visual informativa o diagrama de textos escritos que en cierta manera resume o explica figurativamente; en el que intervienen diversos tipos de gráficos y signos no lingüísticos y lingüísticos (pictogramas, ideogramas y logogramas) formando descripciones, secuencias expositivas, argumentativas o narrativas e incluso interpretaciones.

Y realizando una comparativa con otras definiciones más, podemos definir, a grandes rasgos, que una infografía es considerada una representación gráfica que incluye diagramas, gráficos, mapas y tablas, mediante la cual se busca comunicar, de manera simple, uno o varios conceptos complejos.

Pero dicho esto, ¿para qué sirven las infografías? Una infografía puede ser de gran utilidad al momento de representar información que es complicada o difícil de entender a través del puro texto. Con un simple golpe de vista se puede entender hasta las cosas más complicadas, y además son más fáciles de asimilar y recordar. Lo que refuerza el valor que tiene la imagen en los procesos de aprendizaje o de impacto de un mensaje.

¿Para qué sirven las infografías?, algunas consideraciones

La infografía posibilita por medio de la combinación de imágenes sintéticas, explicativas fáciles de entender y textos, comunicar información de manera visual para facilitar su transmisión. Además de las ilustraciones, podemos ayudar más al lector a través de gráficos que puedan entenderse e interpretarse instantáneamente.

La noción de que una imagen tiene mucho más valor que la palabra, no es descabellada, y a partir de esa noción, la infografía surge como herramienta para hacer más accesible el conocimiento. El cual se da en diversos campos de la actividad humana, lo que no la supedita a un ámbito especial, sino que es utilizada en diversos campos como la publicidad, el académico y científico.

Entre las aplicaciones más comunes de la infografía están la infografía periodística, infografía online, infografía arquitectónica, infografía instructiva y la infografía cartográfica. Las infografías periodísticas, por ejemplo, son una herramienta que se ha utilizado desde siempre en los medios escritos.

En los negocios también son útiles porque con ellas se puede explicar diversos aspectos sobre los productos de una manera atractiva o difundir datos sobre un determinado rubro comercial en una forma más fácil y atractiva de entender, siendo un eficaz soporte para hacer llegar determinada marca o producto a un gran número de clientes potenciales.

Se dice que en las buenas infografías ocupan más espacio las imágenes (iconos, gráficos, viñetas, vectores y mapas) que los textos mismos, lo que permite que en muy corto tiempo la información pueda ser asimilada por el lector.

Esta herramienta comunicativa, presente en los medios desde hace mucho tiempo atrás, en los últimos tiempos ha cobrado mayor relevancia debido a la influencia que los mass media y las redes sociales tienen en el mundo actual.

No es raro que hoy en día, más que nunca, tenemos mayor instantaneidad en el acceso a la información; todo lo que necesitamos está al alcance de un smartphone. Es así que, podemos considerar algunos aspectos que las infografías poseen o deberían poseer:

-Claridad en el mensaje, así te ayudarán a explicarte mejor.

-Links de accesos a tu sitio web, blog, etc., posibilitando aumentar el tráfico y cantidad de visitas. Por ende los resultados que buscas se verán aumentados.

-Compartirlas en redes sociales para aumentar la visibilidad y el alcance de tu marca, producto o mensaje que quieras difundir.

En cuanto al diseño debes poseer ciertas claridades para que la infografía tenga un mayor éxito y alcance; es decir, piensa considerar elementos como ¿a quién quieres dirigirla? para tener siempre presente lo que les gusta o interesa a ese segmento poblacional. ¿Qué quieres comunicar o qué quieres explicar? lo que exige investigar y recopilar los datos necesarios de fuentes confiables.

Sé concreto, incluye solo lo relevante y explica con imágenes mejor que con palabras, tratando en todo momento de que el conjunto del diseño impacte al lector. Esto exige además de creatividad, una acertada elección de los colores, los textos, las imágenes, etc. Por último, recuerda que una buena dosis de originalidad siempre lleva la delantera al momento de impactar a los usuarios.